• Como son mentalmente: físicamente ya lo sabemos. Bélicamente también sabemos cómo son; potentes, resistentes, agresivos, despiadados,… Pero mentalmente son honrados, colaborativos, fieles a sus principios, insobornables,… Es decir son como a la humanidad le gustaría ser.
  • Como conviven entre ellos: se agrupan igual que los humanos, en ciudades, poblados,… Viven en edificios,… comercian entre ellos mediante el sistema de truque por necesidad, es decir cambian las cosas por otras que necesitan y no miran si una es mejor que otra. Son una sociedad civilizada y avanzada en cuanto a principios y respeto entre ellos. Esto no quiere decir que no luchen internamente, todo lo contrario puesto que son tan firmes en sus creencias que las anteponen ante todo.
  • Como subsisten: ellos se alimentan de cualquier energía vital de cualquier ser de Saphir. Sin embargo, su alimento predilecto son los humanos. Por el sabor pero sobretodo por lo fácil que es cazarlos puesto que son lentos, débiles y se agrupan, de modo que en una sola cacería son muchos los que pueden capturar. Posteriormente son portados a Almacenes de Humanos donde se les alimenta lo suficiente para servir de comida para los Vástagos, cuando quedan pocos va a por mas. Además, son perfectos para el entretenimiento de la raza mediante las Guerras de Gladiadores.

El Período Glacial

  • Kurgan puso 20 Procreadoras en la costa norte de Golothar, donde hoy está Cinkor, en la lengua común significa Nacimiento.
  • Allí la raza se dividió, 10 se adentraron en los mares, las otras se quedaron en la costa. Pero con el tiempo se adentraron en la tierra buscando una zona helada donde vivir más aclimatados a sus necesidades y poder propagar  la especie, puesto que 2 de ellas murieron por exceso de temperatura. La historia irá de las de la superficie. Cuando salgan los Regor diremos que reconstruyen la ciudad de Cinkor que estaba casi abandonada, haciéndola su capital y lugar donde empiezan a prosperar solos, ellos no necesitan tanto frío y se acomodan bien en ese clima que no es caluroso pero tampoco helado. Al final dejaremos caer que sale la parte de los Soimi Marítimos.
  • Tras abandonar Cinkor se establecieron en la ciudad hoy conocida como Tur’Na’Kurg. En el viaje murieron 2 Procreadoras más. Allí crecieron, se alimentaban de Olbaraks y veneraban a las 6 Procreadoras vivas ya que ellas no podían reproducirse a ellas mismas.

El Periodo de la Profecía de Tur’Na’Kurg

  • Un Soimi nació deforme, maltrecho, un engendro. Al nacer murió la criadora que lo creó. Esto fue un golpe rotundo para los Soimi puesto que solo quedaban 5 Procreadoras y el miedo a que más engendros mataran a más Procreadoras llevaría la extinción de la raza.
  • El engendro recién nacido desapareció y en torno a él se creó una Profecía que decía que el engendro, antes de morir dijo que había sido enviado por Kurgan para augurar que cuando los Soimi se quebrantaran, un ser descomunal, el Leviatán que los uniría para gobernar Saphir, de lo contrario desaparecerían.
  • Desde ese momento, la profecía cogió fuerza. Se entendió que la criadora muriera y se veneró el advertimiento y senda que les había mostrado Kurgan. Por eso se puso el nombre a la ciudad de Tur’Na’Kurg que significa Heraldo de Kurgan.
  • Poco a poco se creó una corriente, un Culto a Tur’Na’Kurg pero la sociedad también siguió su camino unido y paralelamente.
  • Con el tiempo decidieron buscar un alimento más fácil de cazar y más abundante. Es como encontraron a los humanos al otro lado de la Cordillera Septentrional.
  • Por eso crearon Kurganar, en la lengua común Kurgan Guerrero, convirtiéndose en una ciudad próspera y que servía de punto intermedio hasta Tur’Na’Kurg.
  • Con el tiempo crearon Irugk, en la lengua común Frontera, una ciudad-fortaleza más cercana a los humanos. El aumento paulatino de Soimis hacía necesario un incremento de cacerías. Así pues esa ciudad-fortaleza tenía mucha importancia. Esta ciudad se convirtió en la factoría más importante de humanos.
  • Los Soimi prosperaron. Otros asentamientos sin mucha importancia salpicaban la región norte de la Cordillera Septentrional. En cada uno de ellos, al igual que en la ciudades de un modo más notorio, se establecían símbolos a favor a la Profecía de Tur’Na’Kurg. Sin embargo, la creencia disminuía.
  • Los Ungidos de Tur’Na’Kurg, así llamados porqué siempre iban embadurnados de sangre humana, eran los encargados de evitar que la Profecía cayera en el olvido. Decidieron crear las Guerras de Gladiadores, humanos luchaban hasta la muerte y todo ello se hacía como ofrenda a Kurgan.
  • En cada ciudad, en cada asentamiento donde hubiera Bastimento de Humanos, así se llamaban a los Almacenes de Humanos que además creaban a Gladiadores. Salía un campeón, el cual viajaba a Tur’Na’Kurg junto con el Caudillo de la ciudad. Si el campeón ganaba la última Guerra de Gladiadores, él y el Caudillo eran sacrificados con el pensamiento que nacería el Leviatán. Así lo creían porqué pensaban que al enfrentar a los Gladiadores Humanos de los asentamientos, poblados y ciudades de los Picos de Kurgan se cumplía con la primera parte de la profecía.
  • Sin embargo, no fue así y, tras muchas Guerras de Gladiadores Humanos los Soimi recelaban de la profecía y los Caudillos no ofrecían su vida para ser entregada a Kurgan.
  • Los Soimi dejaron de creer en la Profecía de Tur’Na’Kurg. Y los Ungidos eran perseguidos para ser exterminados, acusados de ser los causantes de la muerte de la criadora que inició la Profecía de Tur’Na’Kurg y ser los instigadores perturbados causantes de las innumerables muertes de poderosos y respetados caudillos para que nunca ninguno pudiera quitarles el poder sobre la raza Soimi que ostentaban los Ungidos de Kurgan.
  • La Profecía de Tur’Na’Kurg entró en decadencia, todo vestigio que la recordara era destruido. Los Ungidos debían hacer algo para que no cayera en olvido y desapareciera para siempre.
  • No obstante, primero debían sobrevivir ellos y era evidente que no lo podían hacer entre la sociedad Soimi. En los adentros de los Reflejos de Unuk, en lengua común Paz, donde nace el Río Koll, en lengua común Salvaje, establecieron una ciudad secreta llamada Vuh’Nak’Tur, en lengua común Santuario del Heraldo, donde poder vivir sin ser aniquilados y desde donde poder dar continuidad a la Profecía de Tur’Na’Kurg en secreto.
  • Tras ello, los Ungidos de Tur’Na’Kurg debían cambiar el rumbo de las cosas. Así lo hicieron.

El Periodo de la Guerra de los Picos de Kurgan

  • La sociedad Soimi prosperaba, estaba unida, las Procreadoras no morían y permanecían en buen estado y salvaguardadas. El alimento no faltaba, era sencillo hacer acopio de humanos. Se seguían haciendo las Guerras de Gladiadores pero sin que el Caudillo vencedor muriera. Cada año se celebraba la festividad de la Longevidad que conmemoraba que todas las Procreadoras seguían vivas y se celebraba la Guerra de Gladiadores en Kurg, en lengua común Kurgan, para saber que asentamiento era el mejor.
  • La ciudad capital de los Soimi pasó a llamarse Kurg.
  • Los Ungidos de Tur’Na’Kurg y su profecía habían sido exterminados y olvidados. O eso creía la sociedad Soimi.
  • Llegaba el momento de cambiar el rumbo de la historia de los Soimi. Los Ungidos de Tur’Na’Kurg, a pesar de ser una sociedad secreta, mantenía los poderes facticos controlados desde las sombras. Fue entonces cuando debían separar a la raza Soimi. Debían hacerlo por el bien de ellos y por el de la raza. Ellos seguían ciegos a la Profecía, debían llevarla a cabo para que los Soimi no se extinguieran.
  • Aprovechando la incipiente defensa de los humanos para ser recolectados, bajo el nombre de un Rey llamado Malakoy, los Ungidos, imperceptiblemente, introdujeron en la sociedad Soimi la necesidad de experimentar la magia y las artes marciales profundamente. Ya no bastaba con la superioridad física de la raza. Los humanos habían evolucionado, tenían mejores armas y armaduras, sus ciudades estaban más protegidas y ya no esperaban a ser atacados. Ellos también atacaban.
  • Los Soimi así lo entendieron y lo llevaron hasta el extremo. Dos corrientes claramente marcadas se crearon y desarrollaron.
  • Era el momento de crear un malentendido entre ambas para que se detonara la Guerra de los Picos de Kurgan.
  • Esta guerra duró mucho tiempo, fue cruel y dañina para la raza Soimi. El resultado fue la escisión de la raza en dos cultos: el Culto de Huram’Koll, los magos y el Culto de Enur’Anar, los guerreros. El resultado fue el esperado por los Ungidos de Tur’Na’Kurg.

El Periodo de los Cultos

  • Tras la cruenta Guerra de los Picos de Kurgan, la sociedad queda totalmente dividida. La mentalidad tozuda y leal de los Soimi hace que no existan puntos intermedios, ni posibilidad de unión entre ambos, sino que todo lo contrario. Solo uno de los cultos puede habitar los Picos de Kurgan.
  • El Río Kurg y la parte oeste queda controlado por el Culto de Huram’Koll, en lengua común Magia Salvaje. La parte este de los Picos de Kurgan quedan bajo el control del Culto de Enur’Anar, en lengua común Gran Guerrero.
  • Ambos cultos crean sendas ciudades capitales con el nombre del culto. La ciudad de Kurg queda en medio, destruida y prácticamente deshabitada. Los muchos asentamientos que salpicaban la región de los Picos de Kurgan son abandonados. Los Caudillos de estos y su gente, según sus creencias, se reagrupan en las capitales de los cultos.
  • De las 5 Procreadoras, cada Culto lleva 2 a su ciudad. La quinta desaparece poco antes de ser llevadas a las capitales. Los Ungidos la han escondido en Vuh’Nak’Tur.
  • La sociedad Soimi evoluciona pero hacia un camino totalmente bélico. Se crean enormes fraguas para crear más y mejores armas, se crean campos de entrenamientos, se… Las Guerras de Gladiadores de Humanos dejan de hacerse. Todo indica que la raza Soimi al completo vive en tiempos de guerra, guerra entre ellos.
  • Sin embargo, existe una excepción. El Pacto Hakan’Na’Ku’Irugk, en lengua común Alimento de la Fortaleza, que se respeta con total lealtad. Los caudillos de ambos cultos saben de su necesidad de alimentarse de humanos, saben que éstos son cada vez más poderosos, conocen la dificultad creciente para recolectarlos y es por ello que crean este acuerdo.
  • Consiste en dividir la ciudad-fortaleza de Irugk de este a oeste con un alto y ancho muro llamado el Muro de Ojak, en lengua común Muro de Alimento. Se crean dos entradas en ambas partes, unas al norte y otras al sur. El pacto consiste en tres claras normas; nadie puede estar en la parte del culto adversario de Irugk, en tierra humana los cultos no se pueden atacar y los Ganaderos Humanos junto con sus cargamentos no pueden ser atacados si van por el camino establecido para ello. Dicho camino es el Río Kurg para el Culto de Huram’Koll y el Paso de Fohok, en lengua común el Paso de las Fauces, para el Culto de Enur’Anar.

El Periodo de la Tregua de los Cultos

  • Kurganar, antaño ciudad esplendorosa, queda en el olvido de los cultos. Y eso es aprovechado por los Ungidos de Tur’Na’Kurg que establecen allí su segunda ciudad. Y desde allí hacen ataques a los Ganaderos Humanos haciendo ver que se está rompiendo el Pacto Hakan’Na’Ku’Irugk.
  • El pacto se rompe y la guerra se recrudece, Irugk deja de ser pacífica y acaba en las ruinas.
  • La decadencia de los Soimi toca límites casi irreversibles. La raza de Kurgan pasa por su peor momento, cerca de la extinción pero el fanatismo de los seguidores de la Profecía de Tur’Na’Kurg es ciego y siguen con sus artimañas.
  • Además se añade la amenace de los humanos, una nueva facción siembra la destrucción por Darlime. La Legión de los Cien Corazones ha sido derrotada por humanos capaces de disparar grandes bolas a distancia, a realizar explosivos,… esta nueva facción es más belicosa, más propensa a destruir todo lo que se pone en su paso y las región de los Picos de Kurgan puede ser el siguiente paso.
  • Hechos que hacen que los caudillos de ambos cultos, acompañados de sendos guardaespaldas mantienen una reunión secreta, de la que sale un alto al fuego, una tregua que la llaman Unuk’Ha’Ku’Darah’Na’Kurg, en lengua común Paz por la Supervivencia de Kurgan.

El Periodo de la Unión de los Soimi

  • Tras la tregua de Unuk’Ha’Ku’Darah’Na’Kurg ambos cultos viven tiempos de calma tensa. A pesar de saber que los Soimi cumplen con sus pactos, los acontecimientos vivido en el Pacto Hakan’Na’Ku’Irugk hacen desconfiar a ambos cultos que no se fían del otro, ninguno de ellos sabe que fueron los Ungidos de Tur’Na’Kurg.
  • Además, parece que en Darlime se viven tiempos de reconstrucción. Los conocidos como Neonatos se asientan en Darlime Sur y la recién creada Alianza lo hacen en Darlime Norte, ni unos ni otros atacan la región de los Soimi.
  • También parece que las Manadas de Urueh han desaparecido de Golothar.
  • El Ciclo Evolutivo ha llegado y con él tiempos de reconstrucción también para los Cultos Soimi que ven como vuelven a habitar asentamientos abandonados. Sin embargo, los cultos siguen separados y los poblados y ciudades del este de los Picos de Kurgan siguen el Culto de Enur’Anar mientras que al oeste lo hacen al Culto de Huram’Koll.
  • Las Guerras de Gladiadores de Humanos vuelven a realizarse en todos los asentamientos con Bastimentos de Humanos. Los ganadores se enfrentan en la ciudad capital de cada culto y el ganador, se enfrenta contra el ganador del otro culto en la ciudad de Kurg, en un enorme estadio recién construido llamado Ku’Duhkan, en lengua común La Supremacía.
  • Pero con el Ciclo Evolutivo llegan las intervenciones de las deidades en sus razas. Kurgan decide dotar a las Procreadoras de unos cambios genéticos que las permita procrear otro tipo de razas además de los Soimi.
  • Tras la intervención divina, surge una nueva raza, los Regor. Seres con variaciones físicas pero con mentalidad y necesidad de alimento similar a los Soimi.
  • PARLAR DELS REGORS
  • PARLAR DEL NEIXAMENT DEL LEVIATAN QUE EL PRIMER SURT DE VUH’NAK’TUR PERO ELS UNGIDOS EL POSEN A KURG Y DIUEN QUE HA APAREGUT ALLÀ. DESPRES HI HAN MES PERÒ EL PRIMER ES D’ALLA I AMB AIXÒ LA PROFECIA TORNA A TENIR FORÇA.
  • LA PROFECIA TORNA A CREIXE, KURG RECUPERA EL NOM. ES TORNEN A CREAR NOUS MONUMENTS A TUR’NA’KURG, SEMBLA QUE ELS SOIMI S’UNEIXEN PERO NO ES AIXÍ. L’ESCISIÓ ES PROFUNDA FINS AL PUNT QUE LES DIFERIENCIES TERRITORIALS CONTINUEN. UNICAMENT TUR’NA’KURG POT ESTAR A TOTS DOS BANDOLS PERÒ NO PLENAMENT.
  • ELS REGORS EN MASSA BAIXEN A CINKOR, VOLEN SER UNA NACIO QUE NO DEPENGUI DE CAP ALTRA.
  • APAREIXIEN ELS NOUS SOIMI MARITIMS.
  • ES CREA EL PERIODO DE LAS CINCO NACIONES DE KURGAN.